Sueños de piedra de Iria G. Parente y Selene M. Pascual | Promo

16.6.15


Sueños de piedra de Iria G. Parente y Selene M. Pascual
Autoconclusivo | Nocturna ediciones
Septiembre 2015 | Goodreads

Érase una vez un reino muy, muy lejano donde un príncipe premió a un mago por ayudar a rescatar a una joven en apuros.
Encantador. Lástima que nada de esto sea verdad.
En realidad, el príncipe sueña con gloria y venganza; el mago, con que sus hechizos no sean siempre un desastre y la joven en apuros, con huir de un pasado que la atormenta... y del recuerdo del hombre al que ha matado.
Érase una vez...


¿Quieres conocer a los personajes de esta historia? Entonces tenéis que pasaros por la web de las autoras, Creando entre dos, donde han ido presentando a los personajes principales de esta fantástica historia: Arthmael, el príncipe desheredado; Lynne, la prostituta que desearía ser mercader; y Hazan, el hechicero que no sabe hacer hechizos.

Click en las imágenes para ir a la entrada correspondiente de cada personaje.

Fragmento

—¿Quieres un consejo de verdad, y no uno de los que te pueda dar ese mequetrefe con aires de rompecorazones? Sé más inteligente que el resto: piensa con la cabeza, en vez de con otras partes del cuerpo. Eso te hará ser superior a la gran mayoría de los hombres, te lo aseguro.
El niño ladea la cabeza con inocencia.
—Eso no es muy… romántico.
Parpadeo.
—¿Romántico? ¿Y por qué debería serlo? Yo no creo en esas cosas: los hombres solo quieren una cosa de una mujer. —Hago un ademán con la cabeza al príncipe, que sigue cortejando a la incauta camarera—. ¿De verdad crees que tiene alguna intención romántica, ahora mismo? Te aseguro que no.
El chiquillo mira a nuestro compañero, ruborizándose un poco, y luego carraspea, girándose hacia mí de nuevo.
—Seguro que algún día espera encontrar… algo más. ¿Tú no? Normalmente las chicas soñáis con… romance, ¿no?
Dejo los ojos en blanco ante la generalización, aunque no se la echo en cara porque yo misma acabo de generalizar con los hombres.
—Supongo que es la imagen que tenéis, sí. Pero no, en mi caso no es así. Yo solo quiero un trabajo tranquilo con el que ganarme la vida de manera honrada. No quiero ningún romance: al final, el amor es solo otra manera de estar a la sombra de otra persona.
Y yo ya he estado en la sombra de muchos hombres.
—P-pero el amor no es eso —balbucea Hazan, enrojeciendo un poco más. Parece hacerse un poco más pequeño en su asiento—. No es que yo sepa mucho acerca de ello, claro, pero se supone que… el romance es… ¿equilibrio? Es querer a alguien como esa persona te quiere a ti… ni menos, ni más…
No puedo evitar esbozar una media sonrisa, enternecida por su manera de ver el mundo. Aún es pequeño. Aún es puro. No le contradigo porque me gusta su manera de percibir todo a su alrededor. Quizá lo protejo porque me recuerda lo que a mí no me dejaron ser por mucho tiempo. La realidad me enseñó su verdadera cara mucho antes de lo que a mí me habría gustado descubrirla.
—El mundo iría mucho mejor con más hombres como tú, Hazan —le digo, revolviéndole los cabellos—. No cambies.

4 Mundos

  1. Aaaaay tengo unas ganas tremendas de leerlo *-* Qué lástima que tengamos que esperar D:
    Aunque mientras valga la pena la espera, todo bien…

    ResponderEliminar
  2. Tienen una pinta genial. Yo tambien le tengo ganas. Besos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Espero poder leerlo en cuanto salga. Besos

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    No conocía tu blog y me encanta.

    En cuanto Sueños de piedra... Tengo DEMASIADAS ganas de leerlo. Que salga ya.

    Un saludo :)

    ResponderEliminar