Iria G. y Selene M. | Entrevista

11.3.12

Hoy os traigo una entrevista que les hice a Iria G. Parente y a Selene M. Pascual, las autoras de Pétalos de papel, también hay alguna que otra pregunta dirigida a Barb Hernández (la ilustradora de la portada).

Primero de todo, contadnos algo sobre vosotras: de dónde sois, trabajáis o estudiáis, dónde, de qué os conocéis, cómo es vuestra relación…
Iria: Bueno, en primer lugar, ¡gracias por la entrevista, Patricia! Es un honor para nosotras que nos hayas tenido en consideración para hacerla y nos lo hayas pedido. Nos encanta estar aquí. Me presento pues: soy Iria, de Madrid, aunque me considero algo gallega también por toda la ascendencia norteña que tengo en mi familia. De momento no trabajo, sino que estudio primer año en la Facultad de Filología de la Universidad Complutense de Madrid.
A Selene la conocí en el verano de 2006, cuando yo acaba de cumplir unos tiernos trece añitos. Vamos, que era una criaja. Ambas publicábamos relatos cortos en un foro de temática manga… y desde entonces siempre hemos estado “juntas”. Nos conocemos en persona, pero nos vemos menos de lo que quisiéramos. Aún así, y pese a la distancia, es una de las personas más importantes en mi vida, una de esas amigas de las que no puedes desligarte, por eso en parte Pétalos de papel me parece un proyecto tan bonito: lo hacemos juntas.
Selene: Digo lo mismo que Iria: ante todo, gracias por esta maravillosa oportunidad que nos estás dando, Patricia. Yo soy de Galicia, precisamente, en concreto de la ciudad costera de Vigo. Yo también estudio, pero en mi caso estoy en el quinto y último año de Filología Inglesa en la Universidad de Vigo. ¿Qué más podría decir? Iria ya ha mencionado todo lo importante en lo que se refiere a nuestra relación. ¡Casi seis años soportándome, además, dice mucho de la paciencia que tiene conmigo! Para mí es como la hermana que nunca he tenido.

Leí en vuestro blog que la idea original fue de Selene, ¿cómo acabasteis escribiendo el libro entre ambas?
Selene: La historia empezó en mi cabeza como un juego. ¡Al principio ni siquiera se parecía a lo que hemos escrito, finalmente! La verdad es que concebí la historia como un entretenimiento, más que nada, para que nos entretuviéramos hablando. Pero desde el principio, cuando pensaba en Ilyria (que por aquel entonces no tenía nombre), no podía evitar hacer la relación con Iria.
Durante los siguientes meses fui dándole forma a la historia y a Marcus, el protagonista, siempre con la ayuda de mi compañera. Ese verano me fui unas semanas a Inglaterra y empecé a escribir, pero al llegar a la parte de la protagonista femenina noté que algo iba mal. Aparté a los personajes de mi mente y dejé el proyecto a un lado, supongo que decidida a no seguir, porque no sabía cómo. No tiene nada de extraordinario, porque me ha pasado más de una vez. Y más de dos. 
Iria: Lo cierto es que Selene me planteó la colaboración desde que la idea comenzó a forjarse en su cabeza, pero yo me negué fervientemente y la cosa quedó ahí. Hace unos meses, en septiembre de 2011, quise volver a leer aquellas primeras páginas y le recriminé no haber continuado. Por una serie de chantajes le dije que debía hacerlo y accedió, pero no siguió mucho más, porque no estaba en consonancia con lo que escribía. Cuando yo vi la voz de Ilyria tan sola, casi llamándome, empecé a escribir. No fue algo premeditado y me costó mucho enseñárselo a Selene: a ella le encantó. Consideró que era exactamente lo que hacía falta y desde ese momento todo continuó rodado: donde antes había habido incomodidad, casi fuerza para que el texto naciera, de repente todo empezó a fluir gracias a la simbiosis de ambas.

¿Cómo se os ocurrió la trama de Pétalos de Papel?

Selene: Esa es una pregunta realmente difícil. Hay muchas variables y la verdad es que mi mente trabaja por asociaciones. Al final ni siquiera yo estoy muy segura de cómo hemos llegado a escribir sobre lo que has leído. La historia, en sus orígenes trataba sobre un mundo en el que unas criaturas fantásticas robaban los sentimientos a la gente.
Las personas afectadas tenían que aprender de nuevo todo: desde amar a envidiar. Charlotte era por aquel entonces el centro de la narrativa, pues ella era la afectada, a la que Marcus encontraba y ayudaba. Ya por aquel entonces solo podía imaginármelo con ropas victorianas... así que de ahí supongo que sale la ambientación.
Lo de los monstruos desapareció y en su lugar supongo que vinieron los extranjeros. Sé que es inevitable la comparación (al menos a primera vista) con la trilogía de Cornelia Funke. Puede ser que tuviera algo que ver, pero lo de los libros solamente es una excusa para presentar la llegada de Ilyria. Yo lo vi como un cuento de hadas: la chica humilde que encuentra a su príncipe azul. Solo que en este caso no solamente hay una madrastra, sino una corte entera de nobles albionenses (¿esa palabra existe?) que desean separarlos. Lo demás vino más o menos solo. ¡La historia de unos personajes secundarios la cogí de un sueño! Así que no podemos hablar de una sola fuente de inspiración. ¡Y ni siquiera estoy entrando en detalles! 
Iria: Más bien los libros “eran” la excusa. Al final han pasado a ser casi protagonistas de la historia, elementos de los que no se puede prescindir. No hablamos sólo para justificar la llegada de Ilyria (para eso podríamos haber puesto mil excusas), sino de muchas más cosas. La sociedad se fundamenta en libros y, sobre todo en la segunda novela, en la que ya trabajamos, la escritura y la lectura son piezas claves y muy importantes. Respecto a los monstruos de los que habla Selene, pasó algo curioso con esa parte: a la hora de explicar el personaje de Charlotte pensamos en incluirlo y nos dimos cuenta de que ya no nos servía esa trama. Estábamos haciendo una historia real, una historia sobre personas de verdad aunque la ambientación fuese fantástica. El pasado de Charlotte nos sorprendió a nosotras mismas: donde antes había monstruos terminó habiendo heridas mucho más difíciles de cerrar.

¿Cómo os repartisteis el trabajo a la hora de escribir?

Iria: Esta es fácil: es que no podía ser de otra manera. Aunque comprendo a Marcus y sé cómo siente y cómo piensa, me habría sido muy complicado reflejarlo como lo refleja Selene. No es que sintamos menos al otro personaje, es que de algún modo estamos más en consonancia con el que desarrollamos. Marcus es un personaje muy intenso, muy victoriano, e Ilyria es más actual. Como hemos comentado antes, Selene no podía con ella: a mí, en cambio, me hablaba directamente. Ilyria es, ante todo, una chica de ahora. Una de las críticas de las que más orgullosa me siento y que nos están llegando es que hemos conseguido hacer una protagonista que no se hace detestable y con la que uno se puede identificar.
Selene: Probablemente, si este libro lo hubiera escrito solo una persona (como intentaba yo hacer al principio... ¡pobre ilusa!), los personajes correrían el peligro de parecerse demasiado. Mi Ilyria era más light, si se me permite la expresión. En cambio, con Iria gana frescura. Como los dos protagonistas son tan diferentes, la doble voz era la salida perfecta. Queríamos las dos caras de la moneda.

¿Por qué Marcus e Ilyria? ¿De dónde sacasteis esos nombres?

Iria: Pues… Ilyria no tenía nombre en sus inicios. Decidimos jugar con la tonalidad clásica de Marcus y hacer algo en consonancia, y así cogimos Ilyria. No tiene significado, es simplemente una región que en griego recibía ese nombre (Illyria o Illyris). Además, Illyria es el escenario de una de las obras de Shakespeare (Noche de reyes). Teniendo en cuenta la ambientación literaria del libro, nos pareció más que adecuado. 
Selene: En el caso de Marcus, no sé por qué lo elegí, de entre todos los demás. Supongo que simplemente porque me gustaba. Es clásico y me hace pensar en libros antiguos. En estatuas griegas y romanas. Quizá el nombre simplemente se presentara ante mí y resultó ser el que hacía falta. Prefiero pensar que fue cosa de magia. Ahora no me imagino que nadie llame al personaje de otra forma: encaja a la perfección.

¿Cómo se titulará el segundo libro de la trilogía?

Iria: ¿Dónde se introduce aquí el “silencio incómodo”? No tenemos ni idea. Como curiosidad, a cambio, os podemos contar que el título “Pétalos de papel” nació casi cuando llegábamos al final. Suponemos que con el título de la segunda novela pasará lo mismo: llegará cuando sea el momento.

¿Cuánto habrá que esperar a la segunda entrega de esta trilogía?
Iria: ¡No mucho, lo prometemos! Esperamos que en junio podamos daros noticias positivas, como muy tarde. 


¿Tenéis pensado publicar Pétalos de papel en papel algún día?

Iria: ¡Claro! Nos encantaría, cómo no. Tener el libro en físico, poder verlo en las librerías y a la gente con él sería muy emocionante para nosotras. Hemos enviado el manuscrito a alguna editorial recientemente y esperamos su respuesta. De hecho, Selene y yo empezamos a trabajar juntas con mucho ánimo y a mucho ritmo para poder presentar Pétalos de papel a un concurso en el que el premio, además de una compensación económica, era la publicación. No ganamos, lamentablemente, pero habrá más oportunidades y de momento estamos muy contentas con la aceptación que vamos teniendo. 
Selene: Como curiosidad, decir que sí que hay unas copias en papel. Dos, para ser exactas. Un pequeño regalo de Navidad (atrasado) para Iria que mandé encuadernar.

¿Cuándo descubristeis que queríais ser escritoras?
Iria: Va a sonar a tópico, pero desde pequeñita. Mi madre puede dar fe de que escribía hasta en la mesa si hacía falta. Tenía esa necesidad. Al principio, por supuesto, eran cuentos que ahora me daría mucha vergüenza leer. Después fueron creciendo y creciendo y creciendo, hasta ahora. 
Selene: No creo que pudiera ponerle una fecha. Pero a grandes rasgos, cuando me di cuenta del poder de lo que escribía. En el momento en que conseguí que alguien sonriera o se emocionara al leerme. En ese instante dije: "quiero poder seguir haciendo eso durante el resto de mi vida". No importa si es como escritora a tiempo completo o solamente como una afición.

¿Qué o quién os dio la idea de subirlo a internet y difundir la palabra?
Iria: El Señor… No, ni de broma. Fue Javier Charro, amigo mío e ilustrador, el que terminó de convencerme. A mí ya se me había ocurrido colgarla, pues la teníamos ahí, quieta y esperando a ser descubierta. Selene y yo lo habíamos hablado alguna vez, pero no nos  habíamos atrevido a hacerlo. ¿Quién iba a atender a dos chicas salidas de la nada? Y sin embargo… Esta entrevista, las reseñas, los comentarios de la gente y especialmente las descargas, están demostrando que nos equivocábamos.

Las lecturas suelen influir mucho a la hora de escribir, ¿qué tipo de género os gusta leer?
Iria: ¡Por supuesto que influyen! Es inevitable. Yo personalmente leo todo lo que me echen, pero me gusta mucho la fantasía y la literatura juvenil. Así estamos, como puedes comprobar. Me gusta que me hagan soñar y creer en la magia, pero también me gustan las distopías, me gustan las batallas, me gustan los clásicos… y me gusta el teatro. He consumido mucho teatro durante toda mi vida. 
Selene: De todo, probablemente, excepto quizá el terror. Durante los últimos años de universidad he tenido que leer mucho, sobre todo literatura escrita en inglés: desde los clásicos ingleses a literatura canadiense actual. En mi tiempo libre, sin embargo, me decanto por la fantasía y los cuentos, pero no le hago ascos a nada.
¿Cuáles son vuestros libros/sagas/trilogías favoritos?
Selene: Alicia en el País de las Maravillas. Me lo he leído un montón de veces y nunca me cansaré de él. Aparte de eso, sigo algunas sagas que me tienen completamente enamorada: los libros de Artemis Fowl (de Eoin Colfer) siempre me enganchan y la trilogía que está escribiendo Patrick Rothfuss es una joya. 
Iria: Para mí son absolutamente imprescindibles Peter Pan y La historia interminable. Especialmente Peter Pan pasa como un cuento de niños y siempre me ha parecido (y así es) mucho más. Cualquier obra de Shakespeare también me enamora, porque soy una shakesperiana empedernida y le adoro. Y secundo lo de Patrick.

Preguntas para Barb Hernández:
· ¿De qué conoces a Iria y a Selene?
Barb: Conocí a Iria, Lis para mí, hace unos años a través de amigos comunes y la Asociación Madrileña de Fantasía Épica, de la que yo era secretaria y ella socia. No empezamos a profundizar en nuestra relación hasta 2011, año en el que nos fuimos conociendo mejor y compartimos muchos momentos que nos hicieron amigas. En Navidad me encargó una lámina como regalo para Selene, a la que yo no tengo el gusto de conocer en persona aún, y de ahí surgió la que luego sería portada de la novela.
· ¿En qué te inspiraste para hacer la portada de Pétalos de papel?
Barb: Iria me envió un fragmento de la novela, concretamente parte del capítulo del baile (los que hayáis leído Pétalos, sabéis a qué me refiero; los que no, estáis tardando). Ella me conoce bien y sabe que no soy una gran consumidora de romanticismo, así que consideró necesario avisarme de que quizás no me gustase, pero nada más lejos de la realidad. Me pareció algo tan bonito, tan profundo y sencillo a la vez... una escena de las que lees mientras sonríes porque enternecen y te dejan con ganas de saber más. Me inspiré en eso y de ahí surgieron las siluetas en blanco que se dibujan tímidamente en un mar de acuarela en el brotan palabras y flores a la vez. Así me imagino yo el amor de Marcus e Ilyria: algo sencillo y puro que va emergiendo de entre los acontecimientos que les rodean. Tanto a Iria como a Selene les gustó el resultado y quisieron que fuera portada, cosa a la que yo accedí encantada y les agradezco muchísimo. Son dos chicas que inspiran :)

Por último, ¿os gustaría decir algo a los posibles lectores de Pétalos de papel?

Selene: A los posibles lectores, les diríamos... que le deis a Pétalos de Papel una oportunidad. Al fin y al cabo, las historias contadas están hechas para que otros las lean. Podemos ofreceros unas horas de olvido, donde nada real importe. Esta novela es un regalo que nosotras os hacemos, completamente gratis, sin esperar a cambio más que una sonrisa. ¡Esperamos que os guste! 
Iria: En realidad Selene lo ha dicho todo. Que podéis hacernos llegar vuestras opiniones, si os animáis a acercaros a nuestro mundo, y estaremos encantadas de leerlas y responderlas. Que podéis pasaros por el blog (http://ispetalosdepapel.blogspot.com) y ahí os iréis enterando de más cositas… y que sin vosotros no somos nada de nada. Mención especial a los bloggers, que nos están apoyando mucho. Gracias, Patricia, por esta entrevista. Y gracias a todos los demás, lectores o futuros lectores o simplemente gente que ha leído este espacio, por estar por ahí. ¡Nos vamos viendo!

Muchas gracias a vosotras ^^

6 Mundos

  1. Gracias por la entrevista, Patricia :) Y por todo lo demás también ;)
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Fue un placer responder tus preguntas, Patricia :) Gracias por el interés. Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  3. Pues para ser tu primera entrevista...ole,ole y ole!! jajaj esta chulísima , de verdad.
    Ha sido super amena y muy interesante conocer más a estas fabulosas escritoras y todo lo que rodea a Petalos de papel!!

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ME alegra ver que gusta ^^
      Estaba nerviosa por hacer la entrevista, más bien por las preguntas ya que es lo único que hice.. El resto es todo mérito de Iria, Selene y Barb :)

      Eliminar
  4. Me ha gustado mucho la entrevista :)
    Espero que te animes a hacer más.
    Besos

    ResponderEliminar